¿Qué te llevarías a una isla? Porque una isla es el destino ideal para unas vacaciones de verano ¿verdad? Te dejamos aquí las experiencias de Victorio y Gemma que disfrutaron de un intercambio en una isla de ensueño. ¿Por cual de las dos te decides?

La Habana

Victorio, 16 intercambios

Cuba o HawaiYa llevábamos tiempo usando GuesttoGuest, y a parte de lo que nos atrae en sí el sistema de intercambio de casas, en este caso pensamos ¿porqué no probar en Cuba también? ¡Nos atraía mucho La Habana, Cuba!

El contacto con el anfitrión Fue divertido, ya que en Cuba, donde no se suele usar mucho el intercambio de casas, nos encontramos unos anfitriones que nunca lo habían hecho, y todo era nuevo para ellos. Estaban muy interesados en saber como funcionaba todo y….¡nos sentimos como unos embajadores de GuesttoGuest!

La verdad es que viajamos muy tranquilos, no teníamos ningún temor, ¡si hay que improvisar se improvisa! Porque lo que más nos gustó y nos gusta son los percances, ¿para qué mentir? Sabíamos que íbamos a Cuba, que allí no hay internet, que todo va a ritmo tropical, que no puedes calcular tiempos…. y bien, así fue. Llegó el avión tarde, no teníamos forma de comunicarnos con el anfitrión y pensamos ¡yeah, ya empieza el viaje!

Cuba o Hawai
El caso es que llegamos a La Habana, y allí estaban nuestros anfitriones, después de tres horas esperando, con una sonrisa de oreja a oreja y con unas ganas enormes de hablar con nosotros…. No paramos de disculparnos por llegar tarde y haberles hecho esperar pero lo cortaron con… “esto es Cuba, papi, las cosas van a su ritmo impredecible, no trates de entenderlo”. Nos reímos mucho porque ellos habían viajado mucho por Europa y tratamos de comparar esa obsesión por la puntualidad que en Cuba no existe…. y ¡tantas otras cosas! ¡qué risas! Fue una toma de contacto excelente para integrarnos en lo que iba a ser casi un mes por Cuba.

Cuba o Hawai
En Cuba hay que dejarse llevar. Nosotros alquilamos un coche (¡carísimo!) pero gracias a ello conocimos pueblos recónditos, personas maravillosas, realidades que si los sitios pseudo-turísticos parecen anclados en el tiempo, estos eran directamente el pasado (creo que siguen celebrando 1955 todos los años por no cambiar el calendario). Visitamos media isla con calma y detalle, desde Ciego de Ávila hacia arriba. Hay que visitar pueblos recónditos, dejarse llevar por la gente, hay que tomarse unos días para perderse en caminatas por los bosques, hay que bailar, hay que hablar, mucho, con las personas mayores…. Cuba es uno de esos destinos que te cambian.

Y el intercambio de casas, lo volvería a hacer, lo he vuelto a hacer, no lo dejaré de hacer y no paro de recomendarlo.

Busca tu casa en Cuba

Kihei, Hawai

Gemma, 17 intercambios

Cuba o HawaiPor un cambio de planes de última hora tuve que cancelar una ruta en coche por Arizona y Nuevo Mèxico y pensé: si pudiera ir a cualquier sitio…¿dónde iría? Y la respuesta fue inmediata: ¡Hawai!

Contacté con varias personas y tuve respuestas muy positivas pero me atrajo la idea de ir a la casa del jardín de Lynn, una señora de 72 años muy acostumbrada a viajar sola. Así que formalizamos el intercambio.

No tuve ningún problema ni ningún miedo, llevo años haciendo cambios de piso.

Cuba o Hawai
Desayunábamos juntas en el balcón de su casa la mayoría de los días, y también compartimos varias puestas de sol (el día en Hawai va con el sol). Hablábamos de nuestras vidas, de nuestros viajes, y de las mujeres fuertes e independientes. Me llevé mucha sabiduría de mis ratos con Lynn. Me encantó compartir esos momentos con ella.

Cuba o Hawai
La visita a la isla de Haway, se caracterizó sobre todo por ¡la improvisación! Aunque lo que más me gustó fue llegar a hacer la Road to Hana en la bellísima zona de Maui.
El intercambio de casas es mi manera favorita de viajar pero la recomendaría solo a personas dispuestas de verdad a abrir las puertas de su casa y confiar en desconocidos.

Busca tu casa en Hawai