No es un secreto, los niños y las vacaciones generan a veces un gran dilema a los padres. Tanto para los padres primerizos como para los más experimentados, cada año las vacaciones de verano son un reto a superar. Los niños no puedes hacer ruido, las comodidades del alojamiento no son las apropiadas, no es el ambiente idóneo para los niños…y así podríamos seguir. Por no hablar del presupuesto. Por todo ello, queremos darte una lista de motivos por los que intercambiar tu casa es la mejor alternativa para estas vacaciones viajar en familia. Gaël, padre de tres criaturas y fan incondicional del intercambio de casas, nos cuenta cómo esta forma de viajar le ha permitido cubrir todas las necesidades de la familia.

Descubre el intercambio de casas

1. Menos equipaje y menos estrés con los preparativos

Según se acerca el día del viaje, los padres se abruman preparando el equipaje de toda la familia para el viaje y temen olvidar algo. Los peluches, la cuna, el carro, los juguetes, las sábanas…cada detalle es importante para asegurar unas vacaciones perfectas. El resultado es una interminable lista de artículos necesarios y demasiadas maletas. Con el intercambio de casas, no necesitarás pasar horas asegurándote de no olvidar nada porque encontrarás todo lo que necesitas en la casa de tu anfitrión. Como nos explica Gaël: “Normalmente intercambiamos con otras familias para no tener que llevar todas las cosas de los niños- ¡todo está ya en la casa! De verdad, hace que viajar sea más fácil”.

2. No cambies los hábitos de tus hijos: siéntete como en casa

Si vas a un hotel o a un piso alquilado, encontrar las comodidades de casa es a veces complicado en vacaciones. “Cuando intercambiamos, nos sentimos realmente como en casa. No es como en un hotel, donde no disponen del equipamiento para los niños”, dice Gaël, a quien le encanta la convivencia que ofrece el intercambio. “Intercambiar tu casa te permite mantener tu ritmo de vida diario a la vez que descubres nuevos lugares. Comidas familiares, siestas a cualquier hora…todas tus rutinas pueden continuar para que todos disfrutéis del viaje”.

3. Aprovecha los consejos de las otras familias para realizar los mejores planes en familia

En GuestToGuest, puedes intercambiar tu casa con miles de familias de todo el mundo de acuerdo a los criterios que mejor se adapten a tu familia. Dado que funciona como una red social, puedes encontrar la familia perfecta que encaje con tus necesidades. El intercambio de casas es una forma excelente de conocer y compartir con otras familias como la tuya, en torno a los valores de hospitalidad y confianza. “Pasar tus vacaciones en una casa familiar es disfrutar de una experiencia enriquecedora donde estás totalmente inmerso en la cultura local, conoces los lugares recomendados por la familia y trucos para exprimir la experiencia al máximo en familia”, nos cuenta Gäel, “hicimos un intercambio con una familia a la que nunca llegamos a conocer en persona, pero todavía hoy seguimos en contacto para contarnos qué tal nos va”.

4. Juguetes nuevos, piscina, jardín, mascotas… ¡a los niños les encantará todo!

Si el intercambio de casas satisface a los padres, no es menos para los niños, para quienes de verdad representa una aventura. A través de esta experiencia, descubrirán un ambiente distinto, donde es fácil que se adapten porque tienen todas las comodidades de su propia habitación ¡con el extra de los nuevos juguetes! “Cuando nos vamos de vacaciones, se sienten como en casa y eso les encanta”, nos explica Gäel, “A mi hija pequeña le entusiasma la idea de descubrir todo lo que esconde la nueva casa. Además de la aventura que significa para los pequeños, el intercambio de casa es una buena forma de transmitirles los valores de compartir y respetar las cosas de los demás. ¡Es una experiencia beneficiosa para toda la familia!

5. Estira tu presupuesto de vacaciones para que puedas consentirte más viajes

El trueque de viviendas permite a las familias extender su presupuesto vacacional en una media del 30% ahorrándote los gastos del alojamiento. Y aún más, los gastos en comida también se verán reducidos porque no tienes por qué desayunar, comer y cenar en restaurantes. “Nosotros utilizamos siempre la cocina de los anfitriones para preparar nuestras propias comidas durante las vacaciones”. ¡Con el dinero que te ahorras, te puedes permitir otros caprichos! El dinero ya no es una excusa para no viajar en familia en cualquier momento del año.

6. Viaja a lugares en medio de la naturaleza con los niños

viajar en familiaLa casa de OliviaEn GuestToGuest encontrarás numerosas casas con todas las comodidades, adaptadas tanto a padres como a hijos en los lugares más bellos lejos de las ciudades. De esta manera, es posible pasar tus vacaciones en familia, lejos del ruido y la contaminación de las grandes urbes, y descubrir los encantos de la naturaleza. Los niños pueden explorar a su alrededor y conocer otra forma de vida a la vez que se divierten corriendo libremente al aire libre.

viajar en familiaviajar en familia

Un pequeño avance de las numerosas casas para viajar en familia: la casa de Gäel

viajar en familia

Situada en un pequeño pueblo a una media hora de Rennes, esta encantadora casa es un paraíso para viajar en familia. Sencilla y acogedora, la casa está rodeada por un precioso jardín que hará las maravillas de tus hijos.

viajar en familia

Su ubicación es ideal para poder visitar los mejores lugares de la Bretaña francesa: Rennes, Saint-Malo y el Monte Saint-Michel. También tendrás fácil acceso a las playas más populares, como La Baule (en la costa norte) o Dinard (en la costa Sur) a menos de una hora en coche.

La casa de Ian y Della

viajar en familia

Esta confortable casa familiar ubicada en la Isla de Wight, tiene suficiente espacio para alojar desde los abuelos hasta a los nietos. Es una casa muy luminosa y rodeada de zonas verdes, haciéndola el lugar perfecto para una escapada en familia tranquila y relajante. El jardín tiene mucho sitio para que jueguen los niños, y una barbacoa y una gran mesa para tus comidas familiares. En los alrededores puedes realizar multitud de actividades en familia, desde largos paseos por la playa o el campo hasta deportes acuáticos, pasando por recoger conchas, hacer surf o ¡construir castillos de arena! El pueblo ofrece una amplia selección de buenos restaurantes y pubs, un campo de golf y una museo de fotografía.

viajar en familia

viajar en familia

¡Felices intercambios!

Carlos

ÚNETE copia